DECLARATORIA DEL XI Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología FEMESS 2017

Quienes participamos en el XI CONGRESO NACIONAL DE EDUCACIÓN SEXUAL Y SEXOLOGÍA. Educación, Salud y Ciudadanía Sexual: “Entre Discursos Y Acciones” Guadalajara, Jal. 4 de noviembre del 2017

Hacemos un llamado a las y los tomadores de decisión de los sectores de Educación y Salud, de los distintos niveles de gobierno municipal, estatal y federal; a los líderes de opinión del sector privado, incluyendo los medios de comunicación, a las organizaciones de la sociedad civil, a la comunidad en general, para que:

Se garanticen y respeten los derechos humanos relacionados con la sexualidad que están reconocidos y enunciados en nuestro marco legal vigente.

Les recordamos, que la inacción impuesta por algunos grupos en materia de políticas públicas de salud y educación relacionadas con la sexualidad, conlleva graves riesgos y deterioro del bienestar social, comunitario, de las familias y de las personas, en especial niñas, niños y adolescentes.

Alertamos especialmente a las madres y los padres de familia que campañas como “No te metas con mis hijos”, implica graves riesgos, pues incrementan la violencia, los abusos, la discriminación, y comportamientos autodestructivos, entre otros. Considerar a los niños, niñas y adolescentes como meros objetos de protección y no como sujetos de derechos y con capacidades en evolución, les da un trato como de objeto propiedad de los padres y madres de familia, carentes de conciencia y autodeterminación. Recordemos que gozan del derecho al libre desarrollo de la personalidad y que no se pueden invocar derechos de tutela para menoscabar sus derechos fundamentales.

Por el contrario a los planteamientos de dicha campaña, existe amplia evidencia científica, reconocida por las más importantes instituciones a nivel mundial, que la educación integral en sexualidad trae consigo un mejor desarrollo psicosocial.

La generación de pánico moral con base en falsedades, manipulaciones y “medias verdades”, genera un estado de parálisis social e intolerancia. Atender a estos planteamientos al momento de tomar decisiones de política pública es claramente contraproducente.

Hacemos un llamado a los partidos políticos y sus futuros candidatos, lo mismo que a los independientes para incluir en sus plataformas acciones que protejan los derechos sexuales ya reconocidos por nuestro orden jurídico, que impulsen reformas para su mayor reconocimiento y protección.

Y les exigimos a todos los actores que pasen del Discurso a la Acción, lo cual implica:

1. Construcción del bienestar social, comunitario, de las familias y de las personas.

2. Integrar los principios, valores y prácticas del desarrollo sostenible en la Educación de la Sexualidad Integral.

3. Dar cumplimiento a compromisos que incluyen los Derechos Humanos relacionados con la sexualidad que el Estado mexicano se ha comprometido y firmado, tales como los contenidos en el Consenso de Montevideo.

4. Respetar el carácter laico del Estado mexicano, conforme al artículo 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

5.Generar condiciones para el acceso y ejercicio de sus derechos y garantías para que puedan ser exigibles.

6. Atender y actuar ante las campañas que fomentan el odio, la intolerancia, violencia y discriminación.